No se juega con los aerosoles